sábado, 30 de noviembre de 2013

Cabeza del bebé 2º y 3º año

En los años segundo y tercero, los ojos están a mitad de camino de la parte superior del cuarto espacio que he designado con el nº1. La nariz y boca parecen también haber subido, y las cejas están también por encima de la línea media. Ahora los labios tocan la base del tercer espacio. La oreja no llegó aún a la línea media. Sin embargo, la cara llena los tres espacios: de la línea del pelo a las cejas, de éstas a la base de la nariz, de la base de la nariz a la base del mentón. En realidad estos tres espacios están aún condensados, y cada uno de ellos crecerá más. Pero las proporciones se mantienen entre uno y otro mientras crecen. La oreja está aun debajo de la línea media horizontal. Observad la línea dividad en tercios en la mitad derecha del primer dibujo.
Facilita en bebés y niños emplear cuatro divisiones en vez de usar las tres divisiones de la cara adulta. Aunque la cabeza es más pequeña, los espacios que hay entre los rasgos son proporcionalmente más anchos. Los ojos están muy separados; el labio superior es más largo; el espacio entre oreja y oreja parece muy ancho. Tendreís que luchar mucho con estas proporciones para que un bebé tenga aspecto de bebé y no de viejito calvo. La boca de bebé está más cerrada cuando se relaja. El labio superior se levanta en medio y por regla general es saliente. El mentón es pequeño y retraído, y muchas veces tiene debajo un pliegue de gordura. Las orejas de bebé son muy diferentes, algunas muy pequeñas y otras grandes. Generalmente son redondas y parece gruesas comparadas con la cara. Las cejas de bebé son claras y finas o casi transparentes. Se ven mejor en los niños de pelo oscuro. La nariz es casi siempre pequeña y respingona, y muy redonda. El puesnte de la nariz es redondeado por no haber tenido tiempo para desarrollarse. Las mejillas son amplias y llenas.