viernes, 7 de noviembre de 2014

Colocación de la pintura sobre la paleta

Si quieres tener a mano los colores que necesitarás en un futuro, reparte pegotes de cada uno cerca del contorno de la paleta. Es mejor poner poca cantidad que mucha, puesto que la pintura sobrante se echa a perder si se deja expuesta demasiado tiempo al aire libre. 
Hay quien aconseja disponer  los colores de manera que el blanco sea el más próximo al pintor y los demás en secuencia, de los más claros a los más oscuros, y siempre en el mismo orden. Pero la decisión es particular de cada uno.
Las consideraciones más importantes conciernen a la propia pintura. Efectuar excesivas  mezclas es inapropiado desde todos los puntos de vista. No dejes destapados los tubos ni uses pintura excesivamente seca.
Limpia la paleta al final de cada sesión diaria; sobre todo la zona donde efectúas las mezclas y mejor aún toda la superficie. De cuando en cuando puedes dejar algunos montoncitos  de pintura para usarlos al día siguiente; esto es aceptable como negligencia ocasional,  pero no es el mejor modo de actuar.