domingo, 23 de marzo de 2014

Limpiar el difumino

El difumino es un útil que se usa mucho en dibujo. Ya sea por la gente que dibuja con grafito, lápiz o pastel. Este ayuda a difuminar los colores y hacer degradados. Pero tiene la desventaja de que se ensucia con suma facilidad y, así ensucia también los colores sobre el papel. Por ello, el artista deberá contar con varios difuminos, uno para cada grupo de colores, o bien se verá obligado a limpiarlo cuando esté excesivamente sucio.
Para retirar el pigmento del difumino se frota sobre el afilador o sobre papel de lija gruso a fin de limar la parte sucia. Para acabar de pulirlo se utiliza la parte fina del afiladdor. El resultado es perfecto.  Tened en cuenta que si se pinta con un difumino sucio es inevitable ensuciar los colores. Addemás disponer de un afilador siempre os va a ser muy útil ya que no solo sirve para limpiar el difumino. Como he dicho anteriormente sirve para afilar pasteles y sacar angulos para poder dibujar en zonas pequeñas, sirve para sacar puntas en lápices y hasta para afilar la mina de portaminas.