sábado, 16 de noviembre de 2013

Cómo dibujar una cabeza

Cuando dibujes una retrato y lleves ya mucho tiempo haciendolo, con 4 puntos para designar medidas tendrás más que suficiente. Ahora bien, cuando se empieza, se tiende a hacer dibujos desproporcionados y sobre todo figuras planas, ojos planos, narices, contornos...
La cara como todo elemento de la naturaleza tiene profundidad y la mejor manera de demostrarlo es partiendo de una esfera, esto te ayudará al principio a conseguir ese volumen necesario para que tu rostro parezca un retrato real.
El cráneo tiene más de bola que de otra cosa. Representando la bola como una esfera, establezcamos el eje por un clavo que atravieesa de parte a parte. Por medio de los centros que fija el eje, dividiremos la bola en cuartos y luego en el ecuador. Ahora bien, si a cada lado le sacamos una tajada delgada, habremos obtenido una forma básica semajante al cráneo. El "ecuador" es la línea de las cejas. Una de las líneas que atraviesa el eje es la línea media de la cara. A mitad de camino entre la línea del ceño y el eje, establecemos la línea del  pelo o parte superior de la cara. Tiramos la línea media hasta la base de la bola. Ahí marcamos dos puntos casi iguales al espacio de la frente, o al de la línea del ceño a la del pelo. Esto nos da la longitud de la nariz, y más abajo la de la base del mentón. Podemos trazar ahora el plano de la cara dibujando la línea de la mandíbula, que conecta a mitad de camino la bola en cada lado. las orejas se colocan en la lína media (abajo y arriba) a una distancia igual al espacio que hay entre el ceño y la base de la nariz. La bola puede tomar cualquier posición.