martes, 29 de abril de 2014

Teoría del color

A la pregunta ¿Qué es el color?, el sentido común responde que el color es una propiedad de los objetos (el vverde de la hierba, el blanco de la nieve, el rojo de la sangre, etc). Esto es lo que dicta la experiencia también nos dice que en la luz última de la tarde todo parece más azulado, o que un paisaje cambia sus colores cuando una nube oscurece la luz del sol, o que todo parece gris en la penumbra de una habitación. El sentido común nos dice que en la completa oscuridad no existe los colores. 
La ciencia del color da un paso más y afirma que el color de los cuerpos es igual a la luz que reflejn, que el color es luz. 
El arco iris es una expectacular demostración de esa teoría; no corresponde a ningún cuerpo sólido, es la misma luz del solo dispersad en sus componentes a causa de las gotas de la lluvia. Hace doscientos años, el físico inglés Isaac Newton utilizó un pequeño "arco iris" para demostrar su teoría de que los colores son propiedades de la luz y que ésta es la suma de distintos colores.
Newton interrumpió con un prisma de cristal la trayectoria de un delgado rayo de luz solar que entraba por una ranura en la oscuridad de la habitación, dando lugar al fenómeno del espectro cromático, un abanico de luz coloreada compuesta por el rojo, el anaranjado, el amarillo, el verde, el azul cian, el azul intenso y el violeta. A continuación Newton colocó un segundo prisma (en posición invertida con respecto al anterior) y el espectro volvió a recomponerse en un rayo de luz blanca.
Quedó demostrado que la luz blanca es la suma de los colores del espectro. Años después, el doctro Thomas Young precisó aún más: combinando linternas de luces coloreadas (las correpondientes al espectro cromático), llegó a la conclusión de eque sólo eran necesarias tres de ellas para restituir la luz blanca. Superponiendo parcialmente las proyecciones de luz verde, azul y roja sobre una pantalla, aparecían el resto de las luces coloreadas del espectro. La total superposición de los haces daba lugar a la luz blanca. 
Esta es la lógica de la luz, de los colores-luz:sumando colores-luz obtenemos colores más claros porque estamos sumando luz, estamos realizando una síntesis adictiva. Sumando rojo al verde obtenemos el amarillo, sumando verde al azul aparece el cian y superponiendo la luz azul a la roja obtenemos el color magenta (un rosa muy intenso). Rojo, verde y azul son los colores básicos, llamados colores-luz primarios. El amarillo, el cian y el magenta son colores compuestos llamados colores-luz secundarios.
Ahora podemos entender el porqué del color de los objetos. Un limón por ejemplo, refleja sólo una parte de la luz que lo ilumina, la parte compuesta de los colores rojo y verde, es decir, refleja el color luz secundario amarillo. Un muro encalado refleja toda la luz que recibe, es decir, la suma de todos los colores-luz: el blanco. Un terciopelo negro absorbe toda la luz recibida, su color negro es, para la teoría que nos ocupa, ausencia total de color. 
Si la síntesis de los tres primarios proporciona la luz blanca y sabemos también que un color-luz secundario es producto de la suma de dos colores-luz primarios, bastará sumar un cierto color primario a otro secundario para obtener esa luz blanca. Podemos reunir tres parejas que cumplan esta propiedad: rojo-cian, azul intenso-amarillo y verde-magenta. El primer color de cada uno de estos pares es primario, el segundo color es un secundario obtenido por la suma de los otros dos primario. Estas parejas de colores reciben el nombre de colores complementarios.