martes, 8 de abril de 2014

El encaje

Para que todo dibujo tenga un buen resultado, debemos comenzar por el encaje.
Todo dibujo tiene un proceso: hay que comenzarlo con un sencillo esquema de colocación del conjunto para llegar, paso a paso, a las líneas definitivas. Mucha gente al comenzar a dibujar, se centra en ir haciendo cada parte del dibujo como un objeto independiente. Y cuando quiere completar este se da cuenta que no cabe dentro del papel.
Para comenzar no teneis más que trazar una serie de líneas formando sencillas figuras geométricas dentro de las cuales se situará el tema que queremos dibujar.
Ése es el primer paso, el más sencillo; a partir de ahí el dibujo se va elaborando teniendo en cuenta otros factores que veremos más adelante.

Las formas básicas
Están debajo de cada dibujo, como una estructura invisible que hay que saber manejar si queremos construir bien un dibujo. Para saber encajar bien hay que saber reducir todo lo que queremos dibujar a sus formas geométricas básicas. Estas son el cubo, la esfera, el prisma rectangular, el tetraedro o pirámide, el cilingro y el cono.
Lo primero que hay que hacer es saberlas dibujar bien. Así que ya estáis llenando hojas con dibujos de todas ellas, de todos los tamaños y en todas las posiciones.
Para ver que ya dominamos esas formas básicas, vamos a aplicarlas al dibujo de un modelo realmente complejo como el cuerpo humano.
 Y cuando sepas dibujar esas piezas desde cualquier ángulo, tambien podrás hacerlo con todas ellas juntas, consiguiendo figujaras como la de al lado.