sábado, 19 de abril de 2014

Como dibujar una imagen inventada

Habíamos hablado en el post anterior de hacer una ilustración sobre una excursión por el campo.
Para ello tenemos que hacer primero bocetos previos, el tema ya lo tenemos: dos chicos y una chica cruzan un arrollo (por ejemplo); la chica resbala y cae al agua y los chicos se ríen de ella, sin saber que un oso los mira. Queremos darle un tratamiento divertido: ¡Sólo la chica puede ver el oso y va a dar un buen susto a sus amigos que se burlan de ella!
Como podeis ver vamos a realizar una composición compleja. Esto conlleva darle muchas vueltas al dibujo antes de hacer el definitivo. De ahí la importancia de los bocestos. Esta importancia la comprenderás mejor después de ver los siguientes dibujos.
 En el dibujo nº1 puedes ver un planeamiento algo aburrido. Ya habíamos dicho anteriormente que tenemos que tratar de huir de las composiciones simétricas.

En el dibujo nº2 ya vemos una mejor composición, pero teneis que elegir bien el punto de vista. Aquí no vemos la expresión de los chicos (¿se están riendo?), ni la cara del oso (¿es un oso?)

En el dibujo nº3 ya podemos ver bien a los cuatro protagonistas, pero aparecen problemas:
-Equilibrio: el dibujo "se cae" hacia la derecha, hay mucho peso sobre esa zona.
-Proporciones: el oso es demasiado grande y las montañas, demasiado pequeñas.

En el dibujo nº 4 ya podemos ver que hemos corregido la mayor parte de los problemas que se nos presentaban en el nº3. Pero ahora nos falta definir el centro de interés. ¿Queremos que los ojos del espectador se fijen más en la chica, en los dos chicos o en el oso?

En el dibujo nº5 ya podemos comprobar cual es el verdadero centro de interés. La aparición del oso y el susto que les va a dar a los chicos es la verdadera anécdota del dibujo. Ahora sólo falta imprimir un poco de dinamismo a los personajes, para que no parezcan marionetas.

En el último dibujo podeis ver ya la imagen terminada. Habeis conseguido un composición compleja con una imagen inventada.
Todas estas reglas, ensayos, bocetos, correciones... Que ahora os parecen tan largos y laboriosos se vuelven más sencillos a medida que el dibujante adquiere práctica. Es entonces cuando se dice que "el lápiz dibuja solo".
Así que a trabajar y a disfrutar!!!!