jueves, 10 de abril de 2014

Esquema, boceto y encaje

El planteamiento incial de un dibujo casi nunca es definitivo, pues para conseguir un resultado que nos guste, el dibujo se ve sometido en su comienzo a continuos cambios y supervisiones. Ese trabajo de aproximación se llama realizar un esquema o esbozar.
El esquema es un dibujo hecho sin detalles, planteado sólo en líneas generales.
Un apunte y un esquema no es lo  mismo. El apunte es un dibujo por sí mismo y el esquema es el comienzo de todo dibujo.
Cuando estás frente a un papel en blanco, no puedes comenzar el dibujo por un lado y terminarlo por otro así, sin más.
Tienes que trazar con líneas rápidas (que puedas borrar en cualquier momento) una aproximación al dibujo: dónde lo vas a situar, a que tamaño lo vas a hacer, con qué elementos, desde qué punto de vista...
El esquema es la preparación al encaje.
Pero antes de ponerte frente al papel en blanco para comenzar tu dibujo (sobre todo si vas a hacer un dibujo imaginario, o sea, no basado en un modelo real) es conveniente hacer previamente unos bocetos preparativos.
Un boceto es un ensayo del dibujo en pequeño formato.
Los bocetos nos permiten plantear varias versiones de un dibujo para poder elegri la que más nos guste y desarrollar más detalladamente.