martes, 8 de abril de 2014

Consejos para nuevos dibujantes III

Lo más importante para no olvidar lo que vas aprendiendo, y ver pronto mejoras, es practicar un poquito todos los días. Practica con distintos tipos de lápices, papeles, colores. Estudios y ejercicios de perspectiva, proporciones, encajes. Todo esto por supuesto va a llevar su tiempo, no hace falta que te agobies queriendo abarcarlo todo de golpe. Empieza por lo básico y repasa constantemente lo que has aprendido y haz ejercicios y prácticas sin cesar. Y para no abandonar marcate unos objetivos diarios o sino tienes mucho tiempo unos objetivos semanales.
Como ya sabéis, hacer un dibujo no es hacer rayas a tontas y a locas. Cuando comienza un dibujo, el artista debe de tener una serie de cosas claras en la cabeza.
Que dibujar
Muchas veces te sientas en la mesa, coges un papel en blanco, afilas el lápiz y...¿Qué dibujo?
Hay que elegir un modelo. Pero no un modelo cualquiera, sino el que vaya bien con lo que vas a practicar. Por ejemplo, si quieres practiccar perspectiva no vas a dibujar un ramo de flores. Empieza con una mesa y una vez que la hayas hecho y entendido bien su perspectiva, podrás animarte a dibujar un edificio.
Una ve que hayas elegido tu modelo tienes que saber que vas a hacer con él. Si lo vas a dibujar ampliado, tamaño natural, reducido. Si quieres incluirle un fondo o no. Sin margen o con un recuadro. Abocetado o acabado.
Ahora os voy a contar cómo solucionar tres problemas con los que os vais a encontrar ahora que os habéis lanzado sobre el papel.
Cuando te canses
Ya había hablado anteriormente de esto. Cuando se lleva tanto tiempo pegado al papel que ya no ves nada: ni los problemas que te plantea el dibujo ni cómo solucionarlos.
Déjalo y olvídate de él... Por unas horas. Al día siguiente, con la cabez fresca,, el dibujo te parecerá otro y tus ojos lo verán de otra manera.
Cuando te desanimes
A veces ves un dibujo y piensas: "bufff, cada vez dibujo peor" Para acabar con esta idea, que a todos nos ha pasado por la cabeza, no hay nada como mirar dentro de alguna de tus carpetas ( o donde guardes tus dibujos) dibujos de hace un año, pudiendo comprobar entonces tus mejoras.
Por esto último es importante que no lo dije anteriormente ir poniendo fecha a los dibujos que haces.
Cuando pierdes el interés
Puedes echarle un poco de teatro:imagina que tu dibujo es un importante encargo, por ejemplo, la mascota de una Exposición Universal. Algo que todos admirarán.
Y si prefieres recurrir a algo más realista. Como ya llevarás un tiempo dibujando. Create tus propios encargos. Primero hazle uno a una abuela, madre, tía. Pronto todos querrán tener un dibujo tuyo. El ver como el resto valoran estos te darán fuerzas para continuar.