domingo, 21 de julio de 2013

El pastel: composiciones y tipos

Básicamente, los colores al pastel se constituyen de tierras pulverizadas (a base de tiza y arcilla), coloreadas con pigmentos, molidas y amasadas con aceites, agua y sustancias gomosas ( como la goma arábica o, incluso, la miel y la leche) que se dejan endurecer hasta formar una conglomerado relativamente sólido. Finalmente se prensan en forma de barritas cilíndricas que pintan por frotamiento. Pintar con pastel es, en realidad, pintar directamente con pigmentos, pues no existe realmente adhesión entre el pigmento y la superficie del papel. No hay ningún algutinante que actúe, y los pigmentos quedan pegados al fondo, más o menos áspero. Es importante no llegara confundir el pastel con otros materiales de características semejantes, como la piedra negra, la sanguina y la tiza blanca. Esta técnica puede acompañarse, sin embargo, con algunos medios auxiliares como un lápiz carbón blando, lápices sanguina y particularmente un lápiz de creta blanca. Son auxiliares perfectos que complementan los efectos que producen el pastel con líneas, brillos, punteados y la definición de pequeñas formas y contornos.
En el mercados existen muchos modelos, marcas y surtidos diferentes. Un surtido de colores amplio es ideal, dado que permite dibujar con los colores directamente, sin necesidad de realizar mezclas, lo cual beneficia a la calidad del dibujo. De todos modos, para empezar bastará con hacerse con cjas de pasteles que contengan una variedad reducida de colores, que pocoa a poco podrá ir ampliando según sus necesidades, ya que las barritas de pastel también pueden adquirirse individualmente en cualquier tienda especializada en productos de bellas artes.
Cabe destacar la calida de las siguientes marcas: Lefranc, Conté a Paris, Faber-Castell, Schmincke, Alphacolor, Otello, Rembrant y Grunbacher. Esta última es la que tiene un surtido de colores más amplio, hasta 336 colores diferentes. No obstante, estos surtidos suelen tener demasiados colores brillantes y sin embargo, pocos matices interminados, como los grisis, los ocres, los verdes suaves...
Si usted moja con agua una barrita de pastel, observará cómo la intensidadde ésta aumenta considerablemente, aunque a los pocos segundos se secará y recuperará su color inicial. Si en lugar de agua, humedece la barra de color en un poco de aceite de linaza, la mancha permanecerá y el color adquirirá un tono más oscuro una vez haya secado el aceite. Este principio es la base para comprender las distintas clases de pasteles que podemos encontrar en el mercadoy que se difererencian según sus características colorantes, composición, disolución y secado. Existen cuatro clases básicas de pastel: pasteles secos (blandos y duros), lápices de pastel, pasteles grasos o pasteles al oleo y pasteles acuarelables.