sábado, 1 de noviembre de 2014

¿Cuál es el tipo más adecuado de pintura? Y colores necesarios

El novel debe utilizar cualquier sistema que le atraiga y que le parezca apropiado según los recursos que tenga a mano. Para empezar lo mejor es el carboncillo dado que se puede corregir con facilidad. Con pasar un simple trapo se pueden eliminar la mayor parte de los trazos. Si se quieren emplear colores, el paso posterior
sería combinar este con un número mínimo de cretas.
Aprendido ya esto creo que la mejor manera, sencilla y económica de adentrarse en el color sería con los pasteles y la acuarela. Por muy difíl que diga mucha gente que son. Se pueden conseguir dibujos de alta calidad artística con muy poco y lo mejor no conlleva un gran gasto en materiales.
La acuarela, por ejemplo, es sencilla y es muy fácil iniciarse en ella. Presenta además una exquisita delicadeza cromática. Estos factores pueden tener su importancia; no obstante cualquier persona que empieza siempre tiene en mente el pintar cuadros y el empleo del oleo. No lo considero algo muy difícil y con poco conocimiento se pueden conseguir grades resultados. Pero también es cierto que cuando se comienza una casa no se puede empezar por el tejado. Además este es un sistema en el que hay que invertir algo de dinero para empezar.
Pero si de todas las maneras quereis saber algo más, empezar por esta técnica
y partís de cero os voy a dedicar unas líneas para que no os sintais tan perdidos.
Muchos se sentirán intimidados al pensar que el óleo constituye un sistema técnicamente avanzado y que exigen gran habilidad. Es cierto que la pintura al óleo es algo difícil de manejar y que un pequeño descuido puede echar a perder el cuadro; pero con un poco de persistencia el problema se resuelve muy pronto. A pesar de que algunos artistas han desarollado técnicas muy complejas, el óleo constituye también un excelente medio para pintar de forma sencilla y directa. Ello se debe a que puede proporcionar con rapidez una sensación total de color y de tono (el tono es tan sólo la mayor o menor claridad u oscuridad de un color) y, en consecuencia, una impresión del volumen y de la forma de las cosas. 
El óleo es un medio muy dúctil, ya que se puede extender con el pincel de forma espesa o muy líquida, o aplicar en grumos o manchas con los dedos o con una espátula, y formar capas progresivas y opacas  transparentes y membranosas. Se le puede agregar sustancias que le den la consitencia adecuada al efecto que se persigue. El hecho de que se seque muy despacio constituye una ventaja, puesto que es fácil de manipular y modificar cuando aún está húmeda la pintura.
¿Qué pintura se necesita y que cantidad?
Son muy diferetes las calidades de las pinturas que utilizan los artistas ya hechos y principiantes. Si lo eres, es fácil que pienses  que las marcas más baratas son suficientes para que tengas una idea general de la naturaleza de los colores . No cabe duda de que muchas obras satisfactorias se han realizado usando materiales económicos.
Si empiezas a interesarte  por la pintura de manera seria, apreciarás la conveniencia de utilizar los colores más ricos de la pintura empleada por los artistas profesionales.
Te sugiero que no escatimes en el número de colores que necesitas o en su calidad. Se puede improvisar, e incluso omitir el equipo restante, incluyendo la paleta, la caja de pinturas y el caballete. El soporte de la obra se puede confeccionar con muy poco dinero. Es improbable, en cambio, que uno se sienta satisfecho si trabaja durante mucho tiempo con pintura barata. 
La elección de los colores
Los que detallo son básicos y duraderos. Se utilizan en la mayoría de los sistemas, asi que la misma selección vale para las acuarelas, por ejemplo. La mayor parte de los artistas los consideran indispensables. Se puede comprar muchos otros colores, y quizás acabes prefieriendo algunos de ellos a los que indico. Pero sugiero que actúes con precaución: los colores que siguen son permanentes o les falta muy poco para serlos. Muy pocos son venenosos, y al mezclarlos no se produce ningún efecto químico peligroso.
Paso entonces a enumerarlos:
1. Blanco de titanio
Los expertos han dicho que ninguna pintura al óleo presenta el color blanco ideal. Tanto el blanco de tintaneo como el de plata, así como el blanco de cinc, presentan a la vez, ventajas y desventajas. Sugiero que escojas el blanco de tintaneo por su fiabilidad. Si prefieres el de plata, recuerda que en su composición interviene el plomo y es, por tanto, venenoso.
Comentar también que el blanco es uno de los colores que más vais a utilizar, por tanto si del resto podeis comprar tuvos pequeños en este color a la larga os saldrá más económico comprarlo en grande.
2. Negro de marfil
Este y el negro de humo son colores básicos.
3. Azul cobalto
Es un azul bonito y permanente que deriva hacia tonos verdosos, como también lo hace el cerúleo, otro así mismo permanente.
4. Azul ultramar
Es un azul rico e intenso, casi purpúreo.
5. Verde esmeralda
Es éste de un tono verdiazul muy vivo, que mezclado con gran cantidad de blanco toma una tonalidad azul muy pálida. Para la pintura de paisajes también es adecuada la tierra verde, un color débil y permanente que proporcionará el más suave de todoslos tintes verdes. 
6. Amarillo de cadmio
 Es el color amarillo claro más duradero, pero es algo caro. Se encuentra en distintos grados de riqueza cromática; así, existe el cadmio pálido, el cadmio intenso, etc.
7. Ocre amarillo 
Este es bastante más oscuro, con una tonalidad terrosa. Si es de buena calidad es uno de los colores más útiles y manejables. Puede presentar aspectos muy variados: tonalidades muy ricas, verdosas, rosadas, según la forma como se use y los colores que le rodeen. Otros amarillos oscuros que pueden ser útiles son el amarillo cromo y la tierra de siena.
8. Rojo de cadmio
Posee las mismas ventajas que el amarillo de cadmio.
9. Carmín
Las opiniones difieren en cuanto a su permanencia, pero su utilidad está fuera de duda.
10. Rojo inglés
Su tono es más bien oscuro, aunque en forma translúcida puede presentar una extraordinaria riqueza. Tiene gran utilidad para la formación de las tonalidades rosadas que se obtienen mezclándolo con color blanco. Hay toras "tierras" rojas permanentes, como, por ejemplo, la tierra roja o almagra y la siena tostada.
11. Tierra siena tostada
Un color ocre oscuro muy útil para agrisar colores cálidos demasiado luminosos.
12. Sombra natural
Color castaño con leve matiz verdoso. La sombra tostada tiende hacia el rojizo. Puede adquirir ambos, pero con frecuencia el primero es el más útil.
Algunos artistas prefieren trabajar con menos colores, sea como norma general o sólo en algunos cuadros. Pero si a ti te interesa la investigación de los colores y otorgar valor decisivo a su brillo y energía, no creerá que estos doce son demasiados. Recuerda que al mezclar los colores se  pierde claridad. Rojo cadmio mezclado con azul no resulta un carmín. Si puedes, adquierelos todos, y añade otros a medida que aprendas y los necesites. El azul de prusia, por ejemplo, un azul muy intenso, de tendencia verdosa.
Os he dejado alguna fotografía de algún cuadro sencillo para que os inicieis pintando en esta técnica. La primera impresión os asustará, pero creedme, son muy sencillos.