miércoles, 10 de julio de 2013

El lápiz y sus durezas

Uno de los medios de dibujo más populares y utilizados es el lápiz. Está compuesto por una barra o mina que puede ser de diversos materiales (carbón, plástico, sanguina, grafito, etc.) y de un envoltorio de madera blanda (cedro) y sin veta que facilita el afilado sin astillarse. La calidad del lápiz se mide por las cualidades de sus dos principales componentes. La mina tiene que ser lo suficientemente compacta para no romperse; no obstatnte, se debe de evitar que los lápices se caigan y la punta se dañe. Sobre todo en los lápices de materiales blandos, pastel, carbón, los de grafito son más resistentes.
En los lápices de grafito la dureza viene impres en un extremo del mismo. La dureza están determinada por la gradación de grises que permite trazar una mina de lápiz. Los lápices blandos perimiten trazos muy oscuros, y van marcados con la letra B acompañada de un nº. Cuanto más alto sea este número, el gris máximo que permitirá será más oscuro. Los lápices duros llevan grabada la letra H, también acompañada de un número. Cuanto más elevado sea dicho número, por ejemplo 6H, más duro y fino será el trazo que permita hacer. Para dibujo artístico son aconsejables los blandos, que van desde el HB hasta las gamas más altas como puede ser el 6B u 8B. Los pertenecientes a la gama de los H, son más duros y están destinados al dibujo técnico. Para empezar a dibujar yo os aconsejo que dispongais de tres lápices, un HB, un 4B, y un 6B así notareis mejor la diferencia de tonalidades ya que en algunas marcas el 2B resulta muy oscuro.

En lugar del lápiz también podeis disponer de las barras de grafito. Estas son barras de tal grosor que no requieren la cobertura protectora de la madera. Las barras de grafito son muy utilizadas por la mayoría de los dibujantes, ya que permiten una gran variedad de trazos ya que su punta no queda limitada por la madera y permiten dibujar en todo su largo. Algunas barras de grafito vienen cubiertas por una lámina como de cera, para que no os mancheis las manos, pero se puede rascar con un cutter ligeramente y asi dibujar a todo su largo. Además se presenta en varios grosores,aunque no tantos como los carboncillos.
Los trazos de los grafitos al igual que el de los lápices, cuando son blandos se pueden difuminar con el dedo, la ventaja de la barra de grafito es que se puede afilar y con el polvo obtenido realizar sombreados o hasta incluso dibujar, ya sea mediante un dedo, un difumino o inclusive un pincel.