sábado, 13 de julio de 2013

Degradado, modelado y claroscuro

Si realizamos una adecuada valoración del tema con degradados modelando las formas de modo suave, el modelo aparece descrito con todo su volumen. Cuando el modelo muestra degradados muy intensos, con fuertes contrastes entre luces y sombras, hablamos del efecto claroscuro. Como en el dibujo del bodegón que colgue previamente.
Para realizar un degradado empezamos cubriendo una superficie con un sombreado, ejerciendo mucha presión con la barra. A medida que nos desplazamos por el papel vamos disminuyendo progresivamente la presión, aclarando así el tono del sombreado. Un degradado depende, en gran parte del grano que presenta el papel. Sobre grano fino el degradado se muestra suave. Sobre papel de grano grueso el pigmento se deposita en los salientes del papel y se muestra más granulado.
Los degradados al carboncillo se consiguen con facilidad: basta con colocar la barra plana sobre el papel y arrastrarla sobre su supeficie, barriendo arriba y abajo, avanzando sobre la zona que hay que degradar. Se empieza por un tono muy claro que se va intensificando con cada pasada.Tanto si el degradado aparece muy
difuminado como granulado debe evitar mostrar cualquier presencia de trazos.

El modeladdo y el claroscuro

Si una vez concluido el sombreado con la barra se difuminan los tonos (ya sea con los dedos, un difumino o un trapo) frotando suavemente, hasta conseguir suaves transiciones de un tono a otro, sin saltos, formando degradados, conseguimos el efecto modelado. El tono degradado, fundido levemente con la yema de los dedos para elimar cualquier presencia de trazo, es la base de este efecto. En el claroscuro el efecto de modelado se aseguracon sombreados más contrastados y zonas de luz más reducidas pero con brillos más intensos. Ya sea realizados estos últimos con la goma moleable o la utilización de la creta blanca.