miércoles, 10 de julio de 2013

El Carboncillo

Como he dicho en mi presentación, soy una joven artista autodidacta. Leyendo libros y páginas de internet es como me estoy formando. Y como creo que todos debemos de compartir nuestros conocimientos, voy a empezar a incluir algunos temas que he podido recopilar, para que todos aprendamos juntos.
Empezaré por el principio:

El Carboncillo

El carboncillo es la herramienta de dibujo más maleable, antigua y sencilla que existe. Su origen se remonta a las primeras manifestaciones artísticas del ser humano. Como su nombre indica, consite en madera carbonizada, por lo que permite rayar y trazar con un fuerte color negro. Cuando se raya con carboncillo sobre un papel, el trazado es muy poco estable; basta tocarlo con los dedos para que se deshaga el polvo de carbón o carbonilla. Es precisamente esta inestabilidad lo que hace de éste un buen medio parar aprender el dibujo, ya que se puede corregir muy fácilmente. Cuando se dibuja a carboncillo siempre hay que dejar el resultado final de un tono más oscuro del que finalmente quedemos dejar el cuadro, porque tiende a perder intensidad. También es cierto, que una vez finalizada la obra hay que darle con un fijador para que no se borre, para ello hay unos sprays fijadores que se venden en tiendas de bellas artes o también se pueden emplear laca del pelo que resulta mucho más económico. Para comenzar a dibujar con carboncillo es suficiente una barrita, un papel y un trapo para poder corregir, aunque tambien se puede corregir con una goma de borrar, a poder ser maleabla. Esta goma se puede amasar con las manos para conferirle la forma que se desee y lograr asi diferentes tipos de borrados o correciones.
El carboncillo es un medio de dibujo muy versátil; permitirá dibujar con la barra a lo largo, de punta o plana entre los dedos. Cada forma de coger la barra permite un tipo de trazo determinado, que, a su vez, se puede aplicar al dibujo para lograr una gran variedad de opciones y resultados.
Los carboncillos se puede adquirir en diferentes grosores . Son herramientas que se gastan muy rápidamente por lo que es aconsejable disponer siempre de unos cuantos. Es además un material muy frágil, por lo que cada barra se puede partir en varios trozos adecuandolos asi al trazo que vayas a realizar. Aunque no debe partirse ni muy grande ni muy pequeño; bastan unos cinco o seis centimetros. Con esta medida ya se pueden realizar todo tipo de trazos sobre el papel.
El trazo del carbonicillo se halla condicionado por el papel sobre el cual se dibuja. Por tanto, conviene practicar sobre diferentes tipos de papel para apreciar la diferencia de los trazos obtenidos.
El carboncillo se puede usar en punta o a lo largo de toda su superficie. No hace falta afilarlo al deslizarlo por el papel se desgasta y se puede formar una pequeña cuña.