lunes, 16 de diciembre de 2013

Proporciones cabeza adolescente

Las proporciones de la cabeza de un adolescente son casi idénticas a las de un adulto, siendo las diferencias más bien cuestiones de sentimiento.
La estructura ósea se evidencia en los jóvenes, aunque no tanto como en los hombres. No se ven líneas. La carne es firme y un tanto suave. Las mejillas son lisas sin que se noten los músculos. La mandíbula se desarrolló mucho en poco tiempo. El puente de la nariz adquirió una forma definitiva. Como la mandíbula y el cráneo han crecido, las orejas parecen más pequeñas en relación con la cabeza que en niño. El cartílago de la oreja se evidencia bien; las orejas ya no son redondas y tienen líenas más angulares.
El pelo deja las sienes más descubiertas. Las cejas son más gruesa. Los labios han llegado a su completo desarrollo. La mandíbula creció su forma definitiva.
El único hueso que aun no está completamente desarrollado es el ángulo de la mandíbula. Las investigaciones han demostrado que éste sigue creciendo hasta los veinte años o quizás más. Creo que tampoco el cráneo alcanza su crecimiento máximo hasta la madurez, aunque este crecimiento no afecta perceptiblemente las proporciones de la cabeza