domingo, 23 de marzo de 2014

Dar textura a un papel para pintar sobre él.

Los fabricantes de papeles ofrecen productos con una gran variedad de colores y tipos de grano. Aún así, cuando en el mercado no se encuentra algo especial, el artista siempre puede tratar el papel y darle una textura particular. 
Existe una gran variedad de métodos para texturizar el papel, tantos como texturas se pueden encontrar. Basta con colocar la lámina sobre una superficie que produzc relieves y aplicar color: la textura del fondo se transmitirá al papel.
Dar textura con arena
Esto sirve tanto para pintar con pastel como para pintar con acrilico u óleo, cuando se emplea sobre lienzo. Texturizando el papel con arena conseguimos resultados similares al papel de lija pero con la diferencia de que el papel tratado por el artista no debe tener obligatoriamente una superficie homogénea y se puede cargar más en unas partes que en otras.
Procederemos de la siguiente manera:
1. Se aplica cola blanca sobre el papel.
2. Se le añade arena.
3. Una vez se ha secado la cola, la arena queda adherida a la superficie del papel y se puede pintar sobre él.