domingo, 5 de enero de 2014

Consejo V: Goma de borrar en lápiz


 Para todos aquellos que no puedan o no quieran permitirse una goma de borar a batería tiene aquí una gran ayuda para todas aquellas áeras pequeñas que son difíciles de borrar con una goma convencional.
La goma de borrar de lápiz es genial para limpiar el papel blanco que rodea una imagen, incluyendo las líneas de la cuadrícula débiles. Como puede verse en la fotografía, esta se utiliza para limpiar las áreas debajo y alrededor de los ojos del leopardo nieve con gran precisión.
Con este se puede borrar áreas más pequeñas y de manera controlada, trabaja de manera extraordinaria con el grafito que
puede ser borrados ocorregidos.En lugar de cortarrodajasdeuna goma de plástico ogoma de borrar blanda, puedes utilizar la goma de borrar de lápiz obteniendomayor controlya que su punta puedeser afiladade cualquier forma requeridacon la utilización de un cutter.
Usando una regla,lagoma de borrarde lápizse puede utilizarpara crearun borde limpio,directamenteenuna pieza acabadadetrabajo.
El cepilloen elextremo del lápizborradorse puede utilizar parabarrersuavementelos restos de birutaspara asegurarque el dibujopermanecetan limpiocomo sea posible.
Los hay de diferentes marcas, por supuesto la elección siempre es agusto del consumidor. Yo voy a nombrar las que conozco y por supuesto las que he probado.
Está la marca Derwent que es el de las fotografías con cepillo en un extremo. No se que tal funciona porque no lo he probado. Similar a este con cepillo también en un extremo está el de la marca Staedler pero la goma es muy dura y agresiva en el papel, semaja una goma de bolígrafo. Creo que debió de ser diseñada para borrar la tinta de las máquinas de escribir antes de que apareciera el tippex. Comentar de esta última que como borres mucho con ella en alguna zona despelleja el papel. 
Y ya por último la que conozco y uso es la Faber Castell. Esta no tiene cepillo en su extremo y tiene dos gomas de borrar en un mismo lápiz. En un extremo tiene una goma de borrar agresiva como la de Staedler que por su puesto nunca uso y en el otro extremo tiene una goma de borrar suave como serían las gomas de Milán de toda la vida. Solo usas la mitad del lápiz pero es muy cómoda.