domingo, 11 de mayo de 2014

Materiales para mezclar colores a la acuarela

Los colores de acuarela se pueden adquirir en tubos de color cremoso o en pastillas de acuarela húmeda. Como utensilio de uso corriente se aconseja la caja-paleta metálica de pastillas de acuarela húmeda de 12 ó 24 colores; es cómoda, fácil de transportar y nos ahorra preparativos antes de pintar. También se recomienda el que se compre tubos de acuarela cremosa de los colores primarios. Las firmas Talents, Schmincke y Windsor & Newton comercializan acuarelas de gran cantidad en todas estas versiones.
El papel de acuarela puede adquirirse en hojas sueltas o en blocs de hojas encoladas. Le serán más útiles estos últimos. Solicítelos de grano medio y de un tamaño, como mínimo, de doble folio de la marca Arches, Fabriano, Scholler, Canson, Grumbacher o Guarro. 
Los mejores pinceles para acuarela son los de pelo de marta. Son también los más caros, pero si se cuidan como es debido duran muchos años. Cuidarlos quiere decir no dejar que reposen sobre la punta en el recipiente del agua y limpiarlos bien con agua clara después de cada sesión. Le bastarán tres pinceles: de mechón redondo de los números 8 y 14, y una paletina de 2 ó 3 cm.
Deberán contar con un recipiente grande de vidrio o plástico, papel absorvente para eliminar el exceso de agua en los pinceles o sobre el papel, una esponja por si desea humedecer grandes áreas de papel y una frasco de goma líquida para realizar reservas (aplicándola con un pincel de pelo sintético, nunca con uno de marta). Además, necesitarás un tablero y chinchetas para sjetar el papel.